La Fuente de la India

Fuente de la India
Esta fuente, esculpida en 1837, es sin dudas uno de los símbolos más representativos de la capital. Al igual que otras fuentes emblemáticas de la ciudad y de la época, como la de Los Leones (Plaza San Francisco de Asís) o la de Neptuno (Avenida malecón), la Fuente de la India fue esculpida en mármol blanco de Carrara.

El primer lugar donde se colocó fue en el Campo de Marte, hoy Parque de la Fraternidad , en el municipio Centro Habana, lugar a donde ha sido devuelta. La figura femenina, cuerpo principal del conjunto, es, como su nombre lo indica, una india.

Su torso desnudo y su cuerpo vestido al descuido por una reveladora túnica ponen al descubierto una feminidad sensual y cautivadora. Al igual que otros conjuntos escultóricos que pueden encontrarse en la zona de la Habana Vieja , dos motivos prevalecen en esta obra, el escudo de la ciudad, que erige la india en su mano derecha y un tarro de la abundancia en su mano izquierda.

El primero, alude a las tres primeras fortificaciones de la villa: La Fuerza, El Morro y La Punta. El segundo, es un cornucopia de frutas criollas, coronada por la reina de todas las frutas cubanas, una piña.

Complementan este conjunto cuatro delfines mitológicos, de los que brota el agua que le da vida a la fuente y cinco Palmas Reales.