Regla

Regla boat

Regla es el municipio de la capital cubana donde se concentra la actividad pesquera y portuaria; entre sus moradores es conocida como "La Sierra Chiquita", por las características topográficas de su ubicación.

Pero si por algo es famoso este terruño ultramarino de La Habana es por ser la cuna de Nuestra Señora de Regla, virgen mestiza que lleva en sus brazos a un niño blanco; a ella se le asocian poderes sobre el mar, y a su santuario acuden cada 7 de septiembre los cubanos para adorarla y pagar promesas.

De este pintoresco pueblo trasciende también la popular comparsa "Los Guaracheros de Regla", una de las de mayor prestigio dentro de los carnavales habaneros.

Colindante con Regla, Casablanca es un pueblecito, otrora tierra de pescadores, donde hoy tiene su sede el Instituto de Meteorología u Observatorio Nacional. A este lugar se puede acceder, igual que a Regla, cruzando la bahía en una de las vetustas lanchas que tienen su embarcadero en la Avenida del Puerto en la Habana Vieja, aunque también se puede llegar por carretera.

Y si no se puede pasar por alto una visita a este lugar es por una majestuosa presencia, el Cristo de La Habana.

Regla VirginEsta colosal estatua de mármol blanco de Carrara, contrasta con el gris más apagado de sus vecinas edificaciones como lo son las fortalezas de Los tres Reyes del Morro, San Salvador de la Punta y San Carlos de la Cabaña. Todas ellas, junto al Cristo y el Observatorio sobre su colina, la entrada de embarcaciones de gran porte, los cruceros, las viejas lanchas, y una muestra significativa de la contrastante arquitectura habanera, forman la sin igual panorámica de entrada al antiguo Puerto de Carenas.

La escultura del Cristo habanero es obra de la desaparecida artista cubana Jilma Madera, fue construida en Italia y se inauguró el 25 de diciembre de 1958. Su altura es de veinte metros, sobre la base que mide tres, lo componen 67 piezas y pesa 320 toneladas.

La ubicación sobre una colina lo lleva hasta 51 metros sobre el nivel del mar, lo que le da una posición apreciable desde muchos puntos de la Habana Vieja. Igualmente desde su base se puede disfrutar de una incomparable vista de la ciudad, así como la actividad de la bahía. Nuestro Mesías se ubica de pie, con una mano puesta sobre su pecho y la otra en alto, con la vista hacia La Habana, como si bendijera a todos quienes le admiran.

 
Regla in the XIX century